Para la abuela Visitar al ginecólogo es necesario

Para la abuela Visitar al ginecólogo es necesario

Dra. Marisol Barajas

maribaba@yahoo.com.mx

Es común que muchas mujeres después de los 60 piensen que ya no tienen que ir a visitar al ginecólogo. Muchas pensarán  “ya…¿para qué?”, “¡ya no estoy para esas cosas!”, “si no me siento mal”, o una muy clásica …”De algo me voy a morir” … 

Cada día en el consultorio me encuentro con pacientes que me comentan que sus madres no quieren acudir a su revisión anual bajo estos argumentos. Pensamos que la mujer joven es la que merece recibir mucha atención y cuidados y no se diga cuando está esperando bebé. Pero la realidad es que acudir a una revisión anual a cualquier edad no está nada mal, pero precisamente después de los 50 es indispensable.

 
 ¿Porque mi abuelita debe visitar a su ginecólogo? 

Es importante que sepas que la visita incluirá una valoración de su salud en general y podrá tener la oportunidad de preguntar y despejar dudas con respecto a la dieta, vitaminas, ejercicio, vida sexual, estado de ánimo, etc.  Acercarse al consultorio nos dará la oportunidad de detectar enfermedades crónico degenerativas como diabetes, artritis, hipertensión, etc .
 
Después de los 50 años se incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de mama, de ovario y de endometrio. Y con exámenes muy rápidos y sencillos podemos detectar estas enfermedades a tiempo, porque así es completamente curable. El papanicolau tan importante para detectar cáncer cérvico-uterino, es necesario seguirlo realizando. No te preocupes, lo hacemos con un espejo vaginal pequeño para que no incomode tanto, porque sabemos que debido a la atrofia vaginal este tipo de exploraciones puede ser muy incómoda para la abuelita. 

Otros padecimientos en esta edad

También podemos tratar la atrofia urogenital y con esto es posible tener una vida sexual plena y mejorar problemas infecciosos y de incontinencia urinaria tan frecuentes en estas edades. 

Otro problema frecuente del cual tenemos que estar pendiente es de la osteoporosis, el encontrarla en el inicio nos permite prevenir y disminuir el riesgo de fractura que constituye una causa importante de invalidez y muerte en las mujeres arriba de 65 años. 

Además las abuelas en la consulta enriquecen nuestros momentos con sus charlas, sus anécdotas y sabiduría. Todas aprendemos algo cuando una abuela llega a la sala de espera. 

Así que ¡no te sientas vieja nunca! Y menos cuando se trata de tu salud, la esperanza de vida en México para nosotros las mujeres está arriba de los 78 años. Y se incrementa con la calidad de vida que incluye la alimentación, la activación física, las visitas al médico y con ser felices.

Si ya eres abuela ponle el ejemplo a las generaciones jóvenes de que quererse y respetarse, significa cuidarse. Y si no eres abuela invita a la tuya a tu próxima visita y vayan juntas al médico para marcar la diferencia. 

Share:

Leave comment